SEPBLAC


Ángel Luis Vázquez Torres
Economista


SEPBLAC

SERVICIO EJECUTIVO DE LA COMISIÓN DE PREVENCIÓN DEL BLANQUEO CAPITALES E INFRACCIONES MONETARIAS


El SEPBLAC es el brazo armado de la lucha contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, Depende  de la Secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, estando adscrito al Banco de España.

Está formado por Inspectores de Hacienda e Inspectores de Aduanas, y se encuentran adscritas al mismo la Brigada Central de Inteligencia Financiera del Cuerpo Nacional de Policía, La Unidad de Investigación de la Guardia Civil.

Sus principales funciones son:

  • Unidad de inteligencia financiera. Solicita información sobre operaciones de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.
  • Elabora informes de inteligencia financiera guiando a las autoridades en la lucha contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo. 

  • Supervisa el cumplimiento de la normativa antiblanqueo por los sujetos obligados.


Su presupuesto en el 2017 fue de 32 millones de euros y cuenta con 77 empleados.

Durante el ejercicio 2016 el SEPBLAC analizo 4.842 expedientes, de los cuales 3.920 procedían de información facilitada por entidades financieras, 398 de notarios, 271 de registradores, 17 de abogados y 236 de otras fuentes.

De las cifras anteriores puede verse la gran desproporción existente, pues prácticamente el 81% de los expedientes analizados, provienen de información facilitada por las entidades financieras. Esto es consecuencia de que en los primeros años de funcionamiento el Sepblac puso la mayoría de sus esfuerzos en este segmento de sujetos obligados, lo que ha supuesto importantes sanciones como la suspensión de la entidad de pago “Madrid Money Trasfer” o la sanción por infracción grave a Austrogiros.

A nivel internacional, el Sepblac ha realizado 126 solicitudes de información: 16 a Reino Unido; 13 a Suiza; 7 a Luxemburgo y 7 a Andorra.

La reciente imputación de Caixabank por la Audiencia Nacional por “falta de diligencia debida en la prevención del blanqueo de capitales”, en opinión de los expertos es un punto y aparte en la lucha contra el blanqueo, pues en el auto del juez Ismael Moreno se deja muy claro la diferencia entre “lo que están haciendo los bancos y lo que tendrían que hacer”.

En esta misma línea se lamenta el Sepblac de la actuación generalizada de los bancos, que si bien cumplen con la obligación de comunicar las operaciones sospechosas, no toman ninguna medida para evitarlas.

Dicho de otra manera, los bancos cumplen escrupulosamente las obligaciones de comunicación, inundando de expedientes al Sepblac, muchos de los cuales se habrían solucionado con una sencilla operativa de esclarecimiento sin necesidad de comunicar al SEPBLAC, mientras que otros, que como bien indica el Juez Ismael Moreno en su auto  de Caixabank, “eran conocidos por todo el personal de dirección de la entidad” sin que nadie tomase medidas para evitarlo


Hace tan solo unos días  UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil) ha detenido a Eduardo Zaplana por “blanqueo de capitales” al intentar repatriar 10,5 millones de euros de Panamá,   procedentes de comisiones ilegales cobradas durante su etapa de presidente de la  Generalitat Valenciana.
 
Lo curioso del caso, es que estos delitos de malversación y cohecho ya habrían prescrito, pero el delito de blanqueo se produce cuando repatría los fondos obtenidos presuntamente de forma ilegal e intenta introducirlos en los circuitos legales financieros.

También hace pocos días, en lo que algunos han llamado un “aviso a navegantes” el Sepblac llama la atención sobre la considerable disminución en el número de comunicaciones del colectivo de abogados, cuando es notoria su participación en el diseño de estructuras societarias y financieras para la canalización de los enormes flujos de fondos que se generan en el blanqueo de capitales.

En esta misma línea, el Sepblac se queja de la operativa seguida por el “sector inmobiliario” que se limita a comunicar hechos objetivos sin entrar en la acreditación del origen de los fondos y sin un contrastado conocimiento del cliente.



¿Está cambiando la “lupa” el Sepblac ? … el tiempo nos lo dirá, pero lo que parece claro es que esto “solo acaba de comenzar”.



Cheque Tecnológico


Ángel Luis Vázquez Torres
Economista


Cheque  Tecnológico



A partir de la entrada en vigor de la denominada Ley de Emprendedores que contempla medidas muy positivas en lo relativo a los incentivos fiscales a la I+D+i, además de eliminar los limites en estas deducciones, que hasta ahora eran del 25% de la cuota íntegra ajustada del Impuesto de sociedades, con lo que cabe la posibilidad de que la cuota del impuesto salga negativa, es decir a devolver, contempla otra medida novedosa que consiste en la posibilidad de solicitar el abono de la deducción que no se ha podido aplicar en el mencionado impuesto por insuficiencia de cuota.
Esta posibilidad, conocida como “El Cheque Tecnológico” que entra en vigor con la declaración del Impuesto de Sociedades del 2013, y que continua actualmente en vigor, supone que las empresas que han realizado inversiones en I+D+i y que no han podido aplicar las deducciones por falta de cuota, podrán “monetizar” las mismas, es decir, solicitar a la Agencia Tributaria su pago en efectivo.

Esta monetización tiene un coste del 20%, es decir Hacienda solo devolverá el 80% del importe de la deducción pendiente, pero quizás lo mas importante es que las empresas que la soliciten, para no tener problemas con la inspección de Tributos deberán seguir un procedimiento determinado. Primero obtener el “Informe de Evaluación del Proyecto” y el “Informe de Auditoria Contable del Gasto” emitidos por ACIE (Agencia de Certificación en Innovación Española) y posteriormente solicitar el “Informe Motivado Vinculante del Ministerio de Industria” en el que se indica que se trata de un proyecto de I+D+i y el gasto asociado al mismo. En cualquier caso, se recomienda extremar las cautelas en este sentido a efectos de no tener problemas futuros.



Otra cuestión importante es que el 31 de julio vence el plazo para comunicar al Ministerio las actividades de I+D+i realizadas en el 2016 y que se podrán aplicar o monetizar en el impuesto de sociedades del 2017 a presentar en el 2018.

Aunque no se le ha dado mucha publicidad a este “Cheque Tecnológico”, entendemos puede ser de gran trascendencia para muchas empresas, por lo que aconsejamos que si se están realizando gastos de I+D+i, consulten a un experto.



Blockchain: la tecnología de moda



Ángel Luis Vázquez Torres
Economista



Blockchain: la tecnología de moda

 Fuente: Javier Pastor

 
http://vaztoran.blogspot.com.es/2018/05/blockchain-la-tecnologia-de-moda.html
                              

¿Qué es el blockchain?


Una cadena de bloques, más conocida por el termino inglés blockchain es una base de datos distribuida[i], formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable[ii] y enlazado a un bloque anterior.

Por esta razón es especialmente adecuada para almacenar cualquier tipo de datos ordenados en el tiempo y sin posibilidad de modificación ni revisión.

Sobre lo dicho destacamos:

Almacenamiento de datos: se logra mediante la replicación de la información de la cadena de bloques

Transmisión de datos: se logra mediante redes de pares[iii].

Confirmación de datos: se logra mediante un proceso de consenso[iv] entre los nodos participantes. El tipo de algoritmo más utilizado es el de prueba de trabajo[v] en el que hay un proceso abierto competitivo y transparente de validación de las nuevas entradas llamada minería.

El concepto de cadena de bloque fue aplicado por primera vez en 2009 como parte de Bitcoin.

Los datos almacenados en la cadena de bloques normalmente suelen ser transacciones (p. ej. financieras) por eso es frecuente llamar a los datos transacciones. Sin embargo, no es necesario que lo sean. 

Moda o revolución

Cierto es que el termino blockchain es uno de los términos de moda utilizado por expertos y tertulianos por doquier, pero esto no nos debe distraer de una realidad ya irrefutable, la tecnología de cadena de bloques es también un concepto que plantea una enorme revolución no solo en nuestra economía, sino en todo tipo de ámbitos.

Pongamos un ejemplo para dimensionar el concepto de cadena de bloques:

Hoy en día las transacciones bancarias han experimentado una gran tecnificación, y si una persona (persona 1) quiere enviar 1.000 euros de su cuenta en el banco (banco1) a otra persona (persona 2) a su cuenta en su banco (banco 2). Solo tiene que conectarse a su ordenador, tablet o smartphone y realizarle una trasferencia on line, que normalmente la persona 2 recibirá en ese mismo día, o al día siguiente.

¿Qué podemos destacar sobre esta operativa?
-           
  • No se ha realizado movimiento de efectivo. La operación se ha realizado por simples anotaciones    en cuenta en los libros de los dos bancos.
  • El emisor, y el receptor, aunque son los titulares del dinero, no tienen control alguno sobre el proceso dependiendo de los bancos y estando sujetos a sus condiciones.

Es decir, actualmente se ha avanzado mucho tecnológicamente en las transacciones bancarias, pero sigue siendo un proceso intermediado que depende totalmente de las entidades financieras.

Con la tecnología Blockchain se eliminan los intermediarios, descentralizando toda la gestión. El control del proceso es de los usuarios, no de los bancos.

¿Cómo funcionaría la tecnología blockchain en una transacción como la anterior?

Pensemos en un gigantesco libro de cuentas en los que los registros (los bloques) están enlazados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones. Esa cadena de bloques tiene un requisito importante: debe haber varios usuarios (nodos) que se encarguen de verificar esas transacciones para validarlas y que así el bloque correspondiente a esa transacción (en cada bloque hay un gran número de transacciones que eso sí, es variable) se registre en ese gigantesco libro de cuentas.

Ahora la persona 1 y la persona 2 no están solos, y no se relacionan únicamente con su banco, formarán parte de un gran grupo de usuarios que se encargan de comprobar que todas las transacciones se anoten correctamente en ese gigantesco libro de cuentas que hemos comentado antes.

Lo dicho anteriormente, de forma gráfica sería más o menos así:



Reformulemos el ejemplo utilizando la tecnología blockchain. Si la persona 1 quiere enviarle 1 Bitcoin a la persona 2, lo primero que hace es avisar a todo el mundo (red de nodos) que desde una cartera digital, el equivalente a una cuenta bancaria, que nadie sabe que pertenece a la persona 1 se quiere transferir esa cantidad a otra cartera digital.

La persona 1, avisa de sus intenciones, pero sin revelar su identidad. En este momento todos los usuarios de esa red primero comprueban en el “gran libro” que la cartera de origen tiene suficiente dinero para enviárselo a la cartera de destino. Si es así, todos anotan esa transacción, que pasa a completarse y a formar parte del bloque de transacciones, permaneciendo a la espera de su validación, cuando el bloque se complete. Este proceso de “validación” es lo que hacen los usuarios cuna hacen “minería”.

El minado, añadir nuevos bloques es un proceso cada vez más costoso, lo que hace normalmente que los mineros trabajen agrupados (los famosos "pools" que funcionan de forma similar a una cooperativa). Cuando uno de los mineros resuelve el problema criptográfico que representan los cálculos para "sellar" un bloque, avisa a los demás, que comprueban que efectivamente es así y añaden ese bloque a la cadena de bloques completa que tienen en sus ordenadores.

¿Es segura esta tecnología?




Ese libro de cuentas está distribuido entre los distintos nodos para que nadie pueda manipularlo, y es seguro pues los bloques enlazados cuentan con un puntero hash (codificado) que enlaza al bloque anterior, y además la marca de tiempo y los datos de la transacción, es información pública.

¿Qué significa eso? Que la cadena de bloques, aunque protege la privacidad de sus usuarios, sí que permite controlar la trazabilidad de esas transacciones.

Una de las principales ventajas de esta tecnología es que su propio diseño garantiza la “clave única” o lo que es lo mismo que una transacción solo se anota una vez evitando los problemas de fraudes y falsedades.

Un cambio de paradigma


Aunque esta tecnología ha nacido de la mano de las nuevas criptodivisas o criptomonedas, el concepto de “cadena de bloques” va mas allá de la economía siendo valido para una gran variedad de transacciones.

De hecho, eso es lo que está intentando lograr desde sus inicios la plataforma Ethereum, que tiene su propia cadena de bloques y su propia moneda, llamada Ether. Las transacciones aquí son los contratos inteligentes, que pueden ser más o menos complejos y que permiten definir todo tipo de transacciones.

Un contrato inteligente es un programa que vive en un sistema no controlado por ninguna de las partes, o sus agentes, y que ejecuta un contrato automático el cual funciona como una sentencia if-then (si-entonces) de cualquier otro programa de ordenador. Con la diferencia de que se realiza de una manera que interactúa con activos reales. Cuando se dispara una condición pre-programada, no sujeta a ningún tipo de valoración humana, el contrato inteligente ejecuta la cláusula contractual correspondiente.

En un futuro, Ethereum podría sustituir básicamente a cualquier intermediario, sustituyendo productos y servicios que dependen de terceros para estar totalmente descentralizados.

Cada día son mas las ideas que tratan de explotar las bondades de una tecnología que tiene un alcance prácticamente ilimitado. Algunos ejemplos:

  • Una solución que va surgiendo por parte de investigadores y desarrolladores de IT sería utilizar blockchain para validar las transacciones de alquiler de coches entre particulares. Este sistema tiene el potencial de reducir los costes de transacción, los cuales hasta ahora impedían que los propietarios de automóviles monetizaran sus vehículos y manejaran datos. De esta forma, la capacidad de monetizar el coche puede proporcionar una mayor seguridad financiera y mejores opciones para los propietarios que quieren rentabilizar su coche o simplemente necesitan dinero. https://www.interxion.com/es/blogs/2017/08/comparte-coche-con-la-tecnologia-blockchain/
  • La Red COMIT. COMIT significa la red de transacciones instantáneas de activos múltiples descentralizada criptográficamente segura, es decir que es sólo una manera de procesar las transacciones rápidamente, y a través de los activos blockchain. Así que si tienes un cliente y quieren pagarte en Litecoin pero quieres recibir el pago en Bitcoin, COMIT se encarga de recibir el pago en Litecoin y enviarte el contravalor en BITCOIN. https://criptonetwork.com/criptomonedas-mas-rentables/criptomonedas-esenciales-que-es-tenxpay/ .
  • Esta tecnología se ha probado con éxito como vehículo para suplir la falta de seguridad jurídica en países donde la seguridad jurídica es deficiente. El 'blockchain' ha servido para que organizaciones vinculadas con Naciones Unidas y ONG puedan eliminar las barreras de administraciones poco supervisadas como las de Ghana, Honduras o Georgia. "El problema del funcionario corrupto se evita de esta manera y se consigue una mayor seguridad en las transacciones. http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2017/11/21/5a1478b2ca474198058b4653.html
Estos solo algunos ejemplos de donde aplicarse la tecnología blockchain, seguros que si lo piensan a ustedes se les ocurren muchos mas.
Parece claro que los beneficios de esta revolucionaria tecnología nacida con las criptomonedas pueden afectar a prácticamente a todos los sectores de la actividad económica, ahora bien, el cuándo y el cómo se integra en los distintos ámbitos va a depender de la fuerza de los intermediarios que esta tecnología quiere hacer desaparecer.

Pensemos que, para compañías como Google, Facebook o WhatsApp, este sistema es una amenaza, pues su forma de tratar la información es a través de servidores centralizados. Blockchain amenaza su forma de negocio, al darle a la gente la titularidad del contenido y una forma de demostrar su autoría.

El tiempo nos dirá si finalmente triunfa o se adapta a los intereses de estos gigantes.


[i] Una base de datos distribuida (BDD) es un conjunto de múltiples bases de datos lógicamente relacionadas las cuales se encuentran distribuidas en diferentes espacios lógicos y geográficos (pej. un servidor corriendo 2 máquinas virtuales) e interconectados por una red de comunicaciones. Dichas BDD tienen la capacidad de realizar procesamientos autónomos, estos permiten realizar operaciones locales o distribuidas.
[ii] La seguridad aquí significa que nadie—ni siquiera el dueño del documento—podría ser capaz de cambiarlo una vez que ha sido guardado
[iii] Es una red de ordenadores en la que todos o algunos aspectos funcionan sin clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como iguales entre sí
[iv] El problema del consenso es un problema fundamental de los sistemas distribuidos que consiste en poner de acuerdo a múltiples procesos en algo
[v] Un algoritmo de prueba de trabajo, también conocido por las siglas POW (del inglés Proof-Of-Work), es un protocolo de consenso distribuido para redes distribuidas.1 Los sistemas que los usan, como Bitcoin, son sistemas de prueba de trabajo